Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
/ / /

El primer campeón nacional guariqueño en la historia de los toros coleados fue Francisco Escobar en 1972, dos años más tarde Jesús Aguilera a los catorce años se convertiría en el segundo. Una leyenda con un estilo propio, la disciplina y el deseo de ser el mejor. Por eso, cuando el pionero sembró su nombre en esta disciplina para el estado Guárico y abandonó su participación activa, emergió la figura del General del Coleo para ocupar un papel preponderante. Asumió el compromiso con mucha seriedad y lo cumplió al pie de la letra. 

Jesús Aguilera está en el selecto grupo de la galería de campeones del coleo venezolano. Comenzó su valiosa carrera en 1974, manteniendo un papel importante y un gran ejemplo para las generaciones de relevo. En Cagua se tituló campéon nacional en 1972 a la edad de los catorce años. 

El gran crédito de Aguilera fue articular el oficio y los valores de los deportes clásicos, con el interés del entrenamiento, dedicación y responsabilidad. Es admirado por su inspiración personal, pero también por su postura sencilla y abierta. Su buena estampa atlética y sus condiciones físicas excepcionales lo transformaron en un reflejo de as indiscutible. Precisamente 1974 sería el principio exitoso de su estrellato. El General del Coleo, como lo bautizaron los aficionados por la facilidad de obtener títulos en las distintas categorías donde ha participado desde la "C" hasta "Veterano", sobresalió al lado de figuras como Omar Gamarra y Víctor Felizola. Y todo esto, gracias a su virtud que, con capacidad de trabajo, tuvo la visión de saber figurar como atleta modelo de su delegación. Destinado a convertirse en el número uno, Jesús Aguilera lo logró, se tituló en par de ocasiones en la Categoría "C", una en la "B", cinco en la "A" y dos veces en "Veteranos" y tuco un papel esencial para coronarse campeón mundial en México en el 2000.

 

Ya consolidado, llevó la brújula de la Marea Azul que montó una dictadura en la Categoría "A" durante veinte años desde 1984 hasta el 2003. Mantiene la marca de campeonatos obtenidos en la Categoría "A" con cinco y es el único en ganar en tres eventos en forma consecutiva en la misma, además de ser el campeón más joven en la Categoría "C" con catorce. A pesar de no conquistar nunca la Copa Federación, siempre guardó un gran recuerdo en su paso por este evento nacional. Tras una extraordinaria colección de campeonatos, se trazó la meta de aumentar sus marcas y lo logró en San Felipe con su coleada 500. Tras tres décadas de competencias, se recuperó de un accidente que pudo sacarlo de la disciplina, el cual lastimaba a su hombro  a la hora de una coleada, pero de pronto todo se le enredó, empezando con la mencionada lesión. Esto no fue impedimento para someterse a un tratamiento y permanecer en la pasión que le produce los toros coleados.

Jesús Aguilera no nació en Guárico, pero se crió en Calabozo, su madre María Carolina Royer y su padre Sergio Aguilera lo apoyaron en esta disciplina . Dio sus primeros pasos en la Categoría "C" como lo habíamos indicado anteriormente y ha dejado su huella en cada campeonato donde ha participado. 

Por tradición familiar, ha sido fiel a la Marea Azul. Entre sus idolos perduran Marcos Alfonso y Pedro Lucio Ríos, atletas muy connotados. Tuvo una crianza sana y feliz. Aprendió las faenas del campo y en ese mundo ha militado y descubrió su don especial. Más nadie que él se ha puesto la camisa azul del estado llanero. 

Empezó como atleta y posteriormente fue presidente de la Asociación de coleo de Guárico. Lo ocupó con su actividad durante un retiro forzado por la referida lesión.

 

Comenzó su vida deportiva en Calabozo, sus hermanos Oreste y Sergio lo inician en el coleo. Posteriormente, un personaje muy entusiasta llamado Alberto Villasana perfecciona al joven atleta. Así nacería una estrella con una trayectoria que se transformaría en leyenda.

 

Celebró la mayoría de edad en 1978 con se segundo título nacional individual a los 18 años en Valle de La Pascua y debutando en la Categoría "B" en 1979 logró su tercera corona, marcas alcanzadas por el arag[ueño Marcos Alfonso y el mirandino Pedro Lucio Ríos. En 1984, con la formación de Guárico que fue campeón, ya comenzaba la carrera de marcas personales, empató a Pedro Lucio Ríos, quien reinó un año apenas como pentacampeón. Pero posteriormente vendría su dominio de 1986 a 1988 con su trilogía campeonil, cerrando su protagonismo en la Categoría "A" en 1992. Tardando siete años para volver a ganar un campeonato de caracter nacional cuando hizo el salto a la Categoría "Veteranos".

 

Su carrera deportiva con la Marea Azul ha sido totalmente exitosa, pero siempre ha faltado en su colección la Copa Federación, título que se le hizo esquivo desde que fue fundado , para unir a los mejores coleadores del año, seleccionados con ojo clínico por las mejores selecciones rankeadas de una campaña anual. Desde 1985 no pudo emular a Víctor Felizola ni a Omar Gamarra. En la versión de 1992 Juan Elías Núñez se le creció y fue víctima de la mala suerte para colmo de males. 

Jesús Aguilera, no detuvo su ruta deportiva y en San Felipe hubo fiesta cuando el juez anunció la coleada efectiva número quiniento de por vida. Era una oportunidad muy especial para reparar un error histórico; sucedió en la Copa Campeón de Campeones en la tierra de Maria Lionza. Allí encontró su reconocimiento más preciado como General del Coleo. Hasta el presente ostenta el liderato de todos los tiempos con 12. Por eso se ganó un espacio muy prominente en la Galería de Campeones de la Federación Venezolana de Coleo y en la Galería de Deportistas Representativos del estado Guárico.          

Compartir esta página

Repost 0
Published by

Presentación

Enlaces