Coleo nacional

Saturday 20 june 6 20 /06 /Jun 18:45
El origen de los toros coleados es una tendencia más que produce la casualidad en los seres humanos, el ocio no tiene fronteras ni distintas condiciones para su composición. Como la primera misa que se dio en Coro a la sombra de un hermoso cují en honor de El Gran Señor Manaure, surgió en algún lugar del Tocuyo hacia 1545 entre fiestas y alegrías, bailes y músicas, banquetes y demás los toros, si sacamos en cuenta que el primer matador que se conoce es Francisco Romero en 1726, podemos decir que es casi imposible contar con un torero en esa época en nuestro país, no así los coleadores, personas que se encargaban del ganado en la colonia; en aquel episodio durante la estancia de Juan de Carvajal en el país, en campo descubierto -de esto dan información el capellán padre Toribio Ruíz y Juan de Castellanos-, quienes participaron en estas actividades usaron la cola de los bovinos como diversión, los caballos para darle alcance y la improvisada manga no tenía talanqueras, esto lo recopila Luís Alberto Sucre en su obra Gobernadores y capitanes generales de Venezuela en 1964 en su segunda edición. 

Desde 1683 se tiene información de una jornada de siete tardes de toros en San Sebastián de los Reyes a raíz del cumpleaños de Carlos III y un tiempo después esta actividad formaría parte de celebraciones en las ciudades del país con la llegada de un egregio visitante o en el recordatorio de las fiesta a un santo patrón. Según algunos personajes que conocieron los toros coleados en Chivacoa, antes de 1940 existían en Yaracuy cosos redondos donde se coleaban los bovinos, sin embargo, el primer campeón nacional de la Categoría "A" el larense Jesús María Piña nos aclaró que las competencias se hicieron en las calles de las localidades, posteriormente los dirigentes deportivos fueron perfeccionando la disciplina, consideranda como una de las más populares del país. En 1941, se funda la primera asociación de coleo en San felipe, capital del estado Yaracuy, ellos casualmente tardaron 41 años más tarde en obtener un título colectivo, fue en la categoría "Veterano" en 1982, con el correr del tiempo tuvo su primer campeón individual en 1974 en la categoría "B" por intermedio del atleta Rafael Castillo y repetiría su hazaña en 1975 en la categoría "A", actualmente la cuna de Maria Lionza cuenta con una escuela que está bajo el mando de Raimundo Barreto. 



                                            Parte del logo de la Federación Venezolana de Coleo

En 1951 Guárico le siguió los pasos a Yaracuy, luego se sumaron Aragua, carabobo y lara, se contagiaron repentinamente de este deporte recio que en poco tiempo se extendió por todas las regiones de Venezuela, a tal punto que hoy en día están afiliados más de 60.000 atletas, quienes han hecho efectica su legalidad ante la Federación Venezolana de Coleo. 

En los campeonatos nacionales participan los primeros ocho o nueve clasificados en la convocatoria anual y en los eventos zonales clasificatorios se eligen los seis cupos restantes, exceptuando las categorías "Destete" e "Infantil" que deben participar todas las asociaciones al menos que no cuenten con atletas de este renglón, lo mismo se hace en el campeonato Campeón de Campeones, el cual es exclusivo para los ganadores individuales de cualquier categoría y el "Cheo Hernández Prisco". La categoría "Escolar" es mixto y no es obligatorio tampoco, se premia en las modalidades femenino y masculino. Desde la aparición de los Juegos Deportivos Nacionales en 1961, los toros coleados han sido el único deporte que ha estado presente en cada convocatoria y la más concurrida. 


                                           Manga de coleo construida con madera hacia la década de los sesenta

El coleo es un deporte que presenta seis coleadores atletas por competencias, cuatro principales y dos suplentes, el capitán puede ser un atleta coleador, las categorías menores no pueden participar en horario nocturno de acuerdo a las leyes. La manga de coleo puede ser techada o no, construida especialmente como lo estipula el reglamento y el motivo esencial de esta disciplina es acumular coleadas efectivas, que se obtienen por medio de los filos de lomos en sus distintas modalidades y sistemas indistintos de puntuaje que los oponentes deben tratar de equilibrar en cada turno. Es por esta razón que este deporte se cataloga como una disciplina que requiere de coordinación entre jinete y caballo para derribar al bovino de una manera limpia, holgada y eficiente.     

Legalmente en Venezuela se realizan más de 300 tardes de toros semanales, esto le brinda un espacio muy especial a este deporte federado. Existen asociaciones en todos los estados, hay más de mil quinientos clubes y ligas, además de un monto superior de mil doscientas mangas de coleos para su práctica, aquí se incluyen asociaciones de Delta amacuro, Amazonas y Distrito Alto Apure.    
Por Miguel Prado - Publicado en: Coleo nacional - Comunidad: El deporte recio
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Wednesday 17 june 3 17 /06 /Jun 22:37

La disciplina de los toros coleados, aparte de ser practicada en todo el país por niños, adolescentes, mujeres y hombres en todo el país, despierta las más extraordinarias pasiones en sus seguidores fanáticos y como muestra sólo hay que asistir a una competencia local, regional, nacional o internacional. 

En el coleo compiten atletas sorteados en grupos de cuatro jinetes que disputan un turno de cinco minutos. Mientras uno intenta apuntarse una coleada efectiva, los otros se esfuerzan por tomar la cola del toro. Para lograr una coleada legal, el coleador debe sujetar la cola del toro y hacer deslizar el animal sobre su lomo. Cada turno termina cuando se vence el tiempo reglamentario o si el ganado sufre un accidente que imposibilite su participación. Es un deporte aparentemente simple pero lo suficiente complejo debido a las disposiciones legales que reglamentan los campeonatos nacionales en sus distintas categorías por medio de la Federación Venezolana de Coleo (Feveco) y los eventos privados que deben recibir el visto bueno a través de las asociaciones. 

En el escenario de pugna deportiva, con forma de rectángulo, cada centauro de la delegación clasificada debe cumplir con las reglas establecidas; todo comienza en la puerta, los atletas se colocan en posición estratégica sin cometer infracciones, cada quien se ubica como puede a fin de intentar tomar la cola del ganado, en todo momento, para intentar tumbar el animal y lograr una coleada efectiva que le permitirá salir adelante en el turno, cuando el toro al caer levanta o estira las cuatro patas se le acredita un punto al atleta coleador, pero cuando el toro al caer pasa por el filo del lomo, se le clasificará con dos  y cuando el toro pasa dos veces por el filo del lomo en la misma acción, se le apuntará como cuatro puntos. Claro está, el atleta coleador está en condición de apoderarse cuantas veces pueda en un turno de la cola del animal, siempre que no de motivo para una penalidad que mueva a los jueces a tomar cartas en el asunto y de esta manera aplicar alguna sanción.   

Los contrincantes, a su vez, tratarán de complicar al contendiente e impedirle que pueda anotarse las coleadas efectivas que pueda desarrollar. El atleta que obtenga mayoría de coleadas efectivas pasa a un cuadro estadístico donde se va sumando la anotación hasta el final del evento. Al terminar los cinco minutos los competidores deben desalojar la manga, al menos que vaya a recoger las cintas que obsequian las damas del coleo, teniendo apenas dos minutos para realizar esta actividad. Luego que se termina el turno los coleadores atletas dan paso a otras representaciones y se procede a darle continuidad a la actividad. 

El atleta también puede sacar provecho a la articulación con el equino, el cual debe estar en perfectas condiciones físicas, asunto que se encarga de comprobar y certificar el personal técnico encargado de la organización, lo cual es supervisado por las autoridades de la Federación Venezolana de Coleo o a quien la junta directiva active en tal caso. Si cualquier atleta permite el saque de puerta sin la debida oposición competitiva de los integrantes del turno se aplicará la sanción registrada en el regalmento oficial. El atleta coleador no puede cambiar de ejemplar a discreción sin haber ecibido el permiso indicado. 




                         José "Manotas" Martínez con el uniforme de la Selección de Venezuela en Radiante Ranch

Si los competidores permiten el recoleo en beneficio de otro es penalizado o sancionado, si favorece al contrario traspasando  la cola se suspende al infractor, si ocasiona otras dudas razonables a simple vista, se somete al estudio detallando los videos, en caso de algo anormal se toman las medidas del caso. 

Cuando un competidor suelta la cola, los demás pueden intentar apoderarse de la misma y lo logra si es avalada la acción por el juez de manga en ese instante. También se consigue la cola cuando el coleador que la tenía en su poder la pierde o cuando determina que pudo obtener la coleada efectiva. Una vez que tenga en su poder la cola en forma legal, puede desplazarse hasta conseguir la puntuación y tratar de sumar más puntuación a su cuenta buscando la manera de apoderarse de la cola nuevamente. 

Si un coleador hace rodar el toro y no se ajusta al reglamento es declarada nula la coleada, se suma como marca negativa y cuenta en el cómputo final, pero puede resultar perjudicial al final para decidir un título individual o por equipo. 

En Venezuela fue en 1959 cuando se realizó el primer Campeonato Nacional  Categoría "A". ese mismo año se fundó la Federación Venezolana de Coleo siendo el primer presidente Simón Infante y los larenses Jesús María Piña y Cruz María Sigala fueron los primeros campeones de la Categoría "A" y "B" respectivamente. Con la fundación de la Federación Venezolana de Coleo se organizó esta disciplina deportiva que cuenta con 25 asociaciones afiliadas. El primer campeonato nacional organizado se realizó en Valencia con el respaldo de los estados pioneros de este deporte.   
Por Miguel Prado - Publicado en: Coleo nacional - Comunidad: El deporte recio
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Wednesday 3 june 3 03 /06 /Jun 18:40
Entre los coleadores activos, Víctor Felizola está en el cuarto lugar con siete campeonatops nacionales obtenidos: uno en la Categoría "C" y en la "B", cuatro en la Copa "Feveco" y una en "Veteranos", dos más que Lisandro Azuaje y tres menos que el "superman" Omar Gamarra. Algo que se debe más a los triunfos que logró hilvanar como rey absoluto de la Copa Federación con cuatro diademas -tres en forma consecutiva, marca vigente hasta el presente- en la que pudo acreditarse mucho más torneos si no fuera por una ausencia de los escenarios de competencias.

Todo indica que el socorreño, considerado por muchos el mejor coleador de la década de los 90, tradó nueve años hasta invadir la Categoría "Veterano", sumando un título más en el 2006 en la ciudad de San felipe, conduciendo a la Teoffi. Para los seguidores de las marcas, Víctor Felizola es el máximo ganador del Campeonato NAcional "Campeón de Campeones", pero para la época no se le anexaba al record de los participantes como porcentaje personal como en la actualidad, pero con todo y lo demás se mantiene entre los cinco mejores de la estadística general de todos los tiempos. 

Su permanencia en el coleo podría depender de sus condiciones físicas y de su poder competitivo, sin embargo, en el nacional de San Felipe con muchas lesiones sobrevivió al asedio de Raimundo Barreto.   

A 24 años de su primer campeonato nacional logrado en la Categoría "C", a Víctor Felizola le quedan las Categorías "Veterano" y "Sol de los Venados", con metas a lograr y marcas a que acercarse. Los próximos cinco años podrían determinar si el guariqueño llegará a ganar o no otros torneos, si seguirá la ruta de las 500 coleadas de Jesús Aguilera o si se convirtirá en rey de las últimas categorías. Está en la recta final de un deporte que algún día podría hacerlo bajar del sitial de honor que ocupa en este instante por las nuevas generaciones que tienen mayores oportunidades en donde competir.

Tomando en cuenta el crecimiento del coleo, no es extraño ver subir como la espuma a competidores como Diana Maluenga o Alexander Suárez, pero también puede darse el caso de otros que han pasado la vida deportiva sin un título individual. A Jesús Aguilera se le conocía por su aire atlético y hasta arrogante; Alexis "camarón" Suárez por su habilidad; Diana Maluenga y Saravanessa Sánchez  por sus estilos refinados; el guariqueño Omar Gamarra por su sencillez y modestia como por algunos accidentes en las mangas de coleo que no lo pudieron alejar totalmente de las talanqueras.



Víctor Felizola no se amolda en las citadas características; nunca ha ganado un campeonato nacional de la categoría "A", tampoco dos en el mismo año, nio pudo ganar en la "Cheo Hernández Prisco" cuando se le presentó la ocasión, ni en el Campeón de Campeones actual . Pero nunca se le ha visto abandonar alguna competencia en actos de indisciplina, menos entrar en contradición con los jueces. Nunca ha sido consentido de ninguna asociación, liga o club, ni ha entrado en conflicto con atletas de otra delegación en plena competencia. Siempre ha estado pendiente de su preparación con un buen entrenamiento,  no ha sido amonestado por andar embriagado ni tampoco ha defendido sus títulos con indiferencia. En otras palabras, nunca ha hecho algo indebido, ni se ha prestado para violar el reglamento oficial, tampoco ha recibido publicidad promovida por entes oficiales o privados. 

En vez de considerarse un atleta superior, Víctor felizola simplemente se ha comportado como un "as" en las mangas de coleo del país.  
Por Miguel Prado - Publicado en: Coleo nacional - Comunidad: El deporte recio
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Monday 1 june 1 01 /06 /Jun 18:39
Las estadísticas de los campeones nacionales, sus marcas y eventos especiales han sido incorporadas al conocimiento de los seguidores del coleo. Atraviesa todos los estados del país, recorre todos los puntos cardinales teniendo presencia competitiva el Distrito Capital y el Distrito Alto Apure, se instala plenamente, sin manipulaciones, en cada uno de los escenarios de los veinticuatro estados afiliados a la Federación venezolana de coleo. Por ejemplo, en el portal de www.toroscoleados.com hay varias entrevistas que señalan a figuras de la gran familia de esta disciplina deportiva como en el caso de Saravanessa Sánchez, Jesús Aguilera, Geisel Crespo, propietarios de equinos, jueces y dirigentes de la Feveco. Un gran número de producciones nacionales de la música venezolana que se vende en cualquier puesto de buhoneros llevan títulos dedicados a coleadores, caballos y personajes que forman una especie de mancunidad en las coleaderas; a las mismas agregan relinchos de ejemplares con elementos propios del llano, mientras se destaca la introducción o en medio de la grabación las voces de Nicolás "Pelón" Espinoza, Juan Antonio Colina o el desaparecido Ramón Higuera anunciando la salida o la caída del toro. En la manga "David Ramos" de Guanare, estado Portuguesa, escuché comentarios de varios jovencitos con los siguientes juicios: "A mi me parece que Omar Gamarra es mejor que Jesús Aguilera, el socorreño siempre ha competido con caballos malos hasta que le dieron el Dos Potencias, con ese animal hizo el record, pero Jesús Aguilera puso una marca de 500 coleadas allá en San Felipe".  En una manga de Miranda llamada "Roger Pérez Medina", situado en Tácata, había una pancarta que reproducía la frase: "El coleo somos todos", mensaje que alude a la defensa de este deporte frente al odio adquirido por algunos asambleístas que se han presentado en cosos deportivos recibiendo el rechazo general. En muchas ciudades existen instalaciones que evocan las destrezas de los mejores atletas dentro de este deporte como las de Valle de La Pascua y Maracay dedicadas a los grandes campeones nacionales de épocas distintas; en la sede de la Federación venezolana de coleo en Bella Vista existe una galería de campeones para rendirle un tributo a los más prominentes coleadores y coleadoras del país, se guarad la camisa de Laireth Flores, Omar Gamarra y Víctor Felizola como un tesoro con los colores característicos de la selección vinotinto; el zuliano Ruperto Hurtado realizó una gran obra donde aborda en un buen número de páginas bien elaboradas parte de la historia de los toros coleados desde sus raíces hasta el presente: estudio realizado para respaldar la importancia de este deporte nacional que se ha proyectado a nivel internacional. 


En los distintos campeonatos millonarios que se llevan acabo durante la temporada anual, en San Sebastián de Los reyes, los dirigentes de dicha región de los Valles de Aragua, ofertaron hasta veinte carros de premios, gracias a la colaboración de Amín El Halabi de Auto Centro La Victoria quien con su ayuda hace posible la asistencia de los mejores atletas del país a dicha competencia incluyendo a los campeones internacionales, cuna de Leonardo "El Guaro" Miranda, Gonzalo Escobar y pare de contar.  La manga de coleo "Víctor Manuel Sarmiento" en la ciudad deportiva de la capital guariqueña por razones políticas está temporalmente cerrada, esto será hasta nuevo aviso. 

En tres estados del país , los coleadores compiten bajo techo en San Cristóbal, Barquisimeto y San Juan de Los Morros los fanáticos se entretienen con las maravillas de las pantallas gigantes situadas en puntos estratégicos, en las que el público regularmente puede disfrutar de las repeticiones de las incidencias como en los mejores hipodromos del mundo.      

Por eso, el diseño de políticas orientadas hacia nuestra cultura y el deporte que permitan la profundización de este contexto en la disciplina de los toros coleados se sitúa en el proyecto de desarrollar estrategias que permitan mantener el crecimiento sostenido que se manifiesta en todo el país, hace 38 años eran dos categorías las fundadas, ahora se han anexado ocho o más, promovida por el sentir del pueblo que pone su confianza en los dirigentes regionales y la buena voluntad de nuestro presidente Hugo Chávez Frías.

Lo importante es sabder, siguiendo las premisas de nuestro acervo tradicional y costumbrista, que para seguir avanzando en este deporte, los hechos justifican la razón de ser de esta disciplina. Creando un piso sólido, mediante un trabajo constante que permita a personas ajenas al deporte en general y formando espacios apropiados, silenciados y divididos por la desidia constantes, por el pecado de haber asimilado la ayuda de dirigentes políticos que ahora no forman parte del oficialismo se podría demostrar que el coleo como deporte no es un aquelarre que ofende a fueros religiosos ni a creencias heredadas a través de los siglos. 
Por Miguel Prado - Publicado en: Coleo nacional - Comunidad: El deporte recio
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Wednesday 13 may 3 13 /05 /May 20:23

Muchas personas hablan de la estatura del atleta de San Sebastián de los Reyes, especulan que por su tamaño podría jugar beisbol, futbol, rugby o basketbol, pero los aficionados de los toros coleados se alegran que haya militado en este deporte. 

El espigado centauro que defiende los colores de Guárico, con quien ya ha ganado en la Categoría "C" y la Copa Federación 2008, además de arribar de segundo en la Copa Federación 2009 y en el pasado campeonato nacional "C" 2008 quedó en el tercer lugar empatado con Diego Méndez. Posee unas condiciones físicas envidiables, capacidad para luchar en la puerta y sumar coleadas efectivas para su marca.

 

Pertenece a una familia llena de coleadores como su padre Francisco "El Negro" Escobar, campeón nacional con Guárico y Leonardo Miranda, campeón mundial de esta disciplina.

El reto de contar con herencia de coleadores no causa escozor en su carrera y parece haberle dado ese rato de superar a sus parientes.

En la ciudad de Barinas se hizo sentir con una extraordinaria demostración, presagiando lo que vendría en el futuro como una avalancha.

Su debut en el coleo lo hizo en la Categoría "Destete" en el 2001 pero no llegó a coleccionar una coleada efectiva. Pero desde el principio llamó la atención de los dirigentes deportivos guariqueños, quienes lo fueron llevando poco a poco, conscientes del potencial que poeseía hasta que le llegó la mágica oportunidad de vestir la camiseta de campeón nacional.

Gonzalo Escobar se catapultó en el 2008 cuando logró vencer a los mejores coleadores del país, incluyendo a Alexander "Camaroncito" Suárez y se convirtió en el segundo atleta de la Categoría "C" en titularse campeón de la Copa Federación y con menor edad que Francisco "Pancho" Guevara. Actualmente es el mejor jinete que presentará Guárico en el próximo Campeonato Nacional Categoría "C" 2009. Su temperamento firme en esta ocasión debera ser la fórmula precisa para tomar la competencia con bastante madurez para imponerse sin contratiempo alguno, tomando en cuenta que lo acompañe la suerte y repita por lo menos alguna de sus últimas actuaciones y con un buen ejemplar que lo acompañe.

Por Miguel Prado - Publicado en: Coleo nacional - Comunidad: El deporte recio
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios

Presentación

Crear un Blog

Calendario

November 2014
M T W T F S S
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados